La palabra democracia viene del griego y significa gobierno del pueblo. Fueron los griegos, hace mas de dos mil años, los que inventaron el sistema democrático. Ellos fueron los primeros que aplicaron el principio de “un hombre, un voto”

images

Hay otros sistemas políticos, claro. Como la oligarquía, donde manda una élite de personas, o la monarquía, donde solo manda el rey. Una tirania es un gobierno que se ha establecido al margen de la ley, generalmente por la violencia, como cuando dan un golpe de estado y alguna gente se hace con el poder. Cuando la tirania es ejercida por una sola persona se llama dictadura.  En las dictaduras solo manda una persona y no se somete a elecciones libres, sino que manda siempre. En España hubo una dictadura hasta hace unos cuarenta años. El dictador se llamaba Franco. ¿Sabes algo del franquismo?

Los griegos inventaron la democracia, pero en Grecia no votaba todo el mundo, sino solo los ciudadanos libres, esto es, no votaban ni los esclavos ni las mujeres. Pasaron muchos años antes de que se instaura el derecho al voto de las mujeres en las sociedades modernas.

Por lo demás, hay un montón de países en el mundo donde no existe la democracia. Países donde el gobierno pasa de unas personas a otras sin que la gente tome ninguna decisión al respecto.

Antes hemos dicho que una democracia es un sistema político donde el poder está en el pueblo. Vamos a ver a fondo que significa esto.

Como seguramente sabrás, las decisiones no las toma directamente la gente, sino que las toman sus representantes. La gente elige cada cuatro añios a los miembros del parlamento, que son los que deben elaborar las leyes. Esto significa que España es una democracia representativa, y no una democracia directa. En una democracia directa la gente tendría que tomar todas las decisiones, como si fuese una asamblea.

Esto no se hace asi. Hay un  sistema electoral que decide de que forma las votaciones de los ciudadanos se convierten en representantes en los parlamentos. En España esto es por circunscripciones, lo que significa que la gente elige por cada provincia.

Los candidatos no suelen ser independientes, sino que pertenecen a partidos políticos. En España hay unos cuantos partidos políticos importantes, de los que hablaremos mas adelante.

Hay una serie de condiciones que son importantes para que haya democracia. Vamos a ver unas cuantas básicas.

  1. Todos los ciudadanos tienen derecho a votar y a ser candidatos a desempeñar cargos públicos. 
  2. Los ciudadanos tienen derecho a expresarse libremente sobre todos los asuntos públicos.
  3. Los ciudadanos tienen derecho a buscar fuentes de información, y tiene que haber prensa libre.
  4. Los ciudadanos tienen derecho a asociarse y a formar organizaciones independientes.
  5. Los representantes son elegidos a través de elecciones periódicas y limpias. 
  6. Los representantes elegidos gobiernan sin que los no elegidos se lo impidan.

Hay una frase de Abraham Lincoln que dice que la democracia es un “gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”. ¿Que crees que quiere decir?

Si te fijas, todas las condiciones anteriores hablan de los derechos de los ciudadanos, pero para que haya verdadera democracia no basta con que los ciudadanos tengan derechos; también tienen que tener posibilidades reales. La razón es que no basta, por ejemplo, que la gente tenga derecho a expresar su opinión. Es necesario también que su opinión sea escuchada y tenida en cuenta. ¿De que sirve que la gente tenga derecho a leer diferentes periódicos, si todos dicen lo mismo? ¿Y de que sirve que la gente pueda votar, si siempre gana el mismo partido?

 

Mafalda-Democracia_5

pillars_of_democracy

La ilustración expresa la idea de la importancia de la prensa libre en la democracia. Y esto es una gran verdad. Si la gente no se entera de lo que hacen los gobernantes y estos hacen lo que les da la gana existe el peligro de que abusen de la gente. Antes habiamos dicho que la democracia es el gobierno del pueblo, pero tendríamos que ser mas exactos y decir que la democracia es el gobierno de la opinión pública. En democracia los gobernantes deben estar atentos a que opina la gente de tal o cual tema a la hora de tomar decisiones.

Que la democracia es el gobierno de la opinión pública implica dos cosas;

  1. La gente tiene que tener una información objetiva sobre las cosas. Es muy importante que haya medios de comunicación libres y variados para que las personas accedan a la información. Es muy frecuente que el gobierno intente censurar los medios para que no salgan a la luz las noticias que no le interesan, y también es frecuente que el gobierno intente manipular la información de modo que las cosas se muestren como favorables a sus intereses.
  2. No basta con que la gente este informada, claro. También tienen que formarse una opinión y poder expresarla, de modo que su punto de vista político tenga peso. Por eso la primera condición de la democracia es que la sociedad este educada.

Últimamente hay muchas protestas acerca de la democracia en España. Hay gente que opina que en realidad no manda el pueblo. El pueblo solo vota cada cuatro años y asiste a como mandan los que verdaderamente mandan, que son los partidos políticos, los medios de comunicación, los grandes empresarios o la banca.  Así que la democracia es irreal.

Otra idea interesante es que la democracia es el gobierno de la ley. Esto quiere decir que no mandan las personas, sino las leyes. Pero a veces se ve que en nuestro pais se hacen leyes para favorecer a determinadas personas, o que alguna gente se salta la ley como le da la gana y no les pasa nada. Ese es el gran tema de la corrupción. 

En este vídeo se plantea el tema de la participación popular en la democracia. La cuestión cuando se plantean cosas de política es que muchas veces la gente tiene ideas propias acerca de lo que les gusta o les disgusta, pero no saben como hacerse oir. En términos sociológicos  se dice que no tienen voz.  Ahora por ejemplo hay una buena polémica porque las personas afectadas por las hipotecas se han asociado y están haciendo oir su voz yendo directamente a las casas de los políticos.