El otro día estuvimos explicando una de esas preguntas que rara vez nos hacemos y que damos por supuestas; ¿Que es la realidad? Hoy vamos a decir algunas cosas sobre otra de las preguntas trascendentales de la filosofía: la cuestión del sentido.

Hace tres siglos uno de los filósofos mas importantes, Inmanuel Kant, dijo que las tres preguntas mas importantes para el ser humano son las siguientes;

¿Que puedo conocer? 

¿Que debo hacer? 

¿Que me cabe esperar? 

A la primera pregunta ya hemos dedicado algunas clases (y haremos algunas mas) hablando de qué conocimientos son legítimos y cuales no, y explicando que nuestra experiencia de la realidad esta transida de subjetividad. A la segunda pregunta se dedican la ética y la política, a las que dedicaremos al final del curso bastantes clases.  A la tercera pregunta vamos a dedicar la entrada de hoy.

La pregunta por el sentido es una de esas preguntas filosóficas que, por generales y radicales, resultan bastante inmanejables.  Es una pregunta que nunca encontrara solución, pero a la que necesitaremos dar respuesta una y otra vez.

No se si es necesario explicar qué significa una pregunta como esta. Kant la formuló como ¿Que me cabe esperar? lo que presupone, en cierto modo, que el sentido de la vida hay que esperarlo… en otra vida, tal vez.

Otra forma de entender la cuestión del sentido es preguntarte que justifica la vida, como un todo.

¿Por qué pensamos que merece la pena vivir?

Pero tal vez la forma en la que se nos plantea mas crudamente esta cuestión es cuando nos enfrentamos al hecho de la muerte.

¿Que sentido tiene la muerte?

A estas cuestiones, la tradición filosófica se ha enfrentado con tres tipos de respuestas:

1/ Para algunos el sentido de la vida es trascendente a ella. Esto quiere decir que la vida se ha de vivir para conseguir algun premio mas allá de este mundo. Por ejemplo, para las religiones la vida es un tránsito (o una prueba) para llegar al paraiso (o al infierno). Una respuesta parecida, aunque no religiosa, es la idea de que el sentido de la vida es la fama; es decir, que uno vive para dejar un gran recuerdo.

Aqui os pongo una escena de la película Troya, en la que Aquiles tiene que hacer una elección vital. ¿Cual es el sentido de la vida, para Aquiles?

2/ La segunda respuesta clásica es que el sentido de la vida es vivirla. Dicho filosóficamente, que el sentido de la vida es inmanente a ella. Hay que aprovechar el tiempo, aunque sepamos que todo es mortal (y precisamente porque sabemos que todo es mortal)

Para ilustrar esta posición aquí tenéis la primera escena de El Club de los Poetas Muertos.

3/ La tercera posición es la nihilista. (El término latino nihil significa nada) Para algunas personas la vida (y la muerte) no tiene sentido, dado que todo acaba en la muerte.  Después de la muerte no hay nada mas, y todo aquello a lo que dedicamos la vida (las cosas en las que ocupamos nuestro tiempo) no tienen el menor sentido. La vida es un absurdo. Vivimos y morimos para nada. Y ya está.

Hay algunas películas que han tratado de trasladar este mensaje nihilista.  Una película muy conocida (y sobrevalorada) es El Club de la Lucha.  La idea de que nuestras vidas son absurdas es lo que subyace a este discurso de Brad Pitt.

Quien quiera saber como se proponen estos muchachos darle sentido a su existencia, que se la vea.

Mucho mas interesante es el planteamiento de Hijos de los Hombres. En este film se plantea un futuro donde la raza humana aparece abocada a la extinción, dado que por alguna razón las mujeres han perdido su capacidad de engendrar hijos. En esta tesitura tan nihilista todo se vuelve, lógicamente,  absurdo.

————————————–

Os voy a dejar algunos enlaces relacionados con este tema de la vida y la muerte. Lo primero es una pequeña charla de la artista Candy Chang sobre… bueno, ya lo veis. Lo segundo es un tipo contando lo que se le paso por la cabeza antes de que se estrellara su avión  Podeis poner subtitulos en español en ambas.

A proposito del último video, os dejo también un enlace en el que se enumeran los cinco arrepentimientos mas frecuentes a la hora de morir.

http://www.forojovenes.com/filosofia/las-5-cosas-de-las-que-nos-arrepentiremos-antes-de-morir-60717.html

Es curioso que en el cine se muera con tanta frecuencia y facilidad (en casi todas las películas muere gente, y en muchos films de acción las personas mueren a docenas, algunas de las veces de forma tan ridícula como esta

Pero no es frecuente que haya películas que traten el tema este a fondo y con seriedad.  Una de ellas es El Séptimo Sello, de Ingmar Bergman.

Para terminar, aquí os dejo un trozo de una entrevista a Ingmar Bergman, donde reflexiona acerca de estos temas. He de advertiros, antes de que la veais, que lo que dice es brutal.

Y el celeberrimo discurso de Steve Jobs en la universidad de Stanford.

Para el próximo día teneis que hacer los siguientes ejercicios.

1/ ¿Cual es el sentido de la vida según lo que dice Ingmar Bergman? ¿Que opinas tú?

2/ Lee el siguiente extracto de la novela Leon el Africano, de Amin Maalouf,

Mi abuela había muerto. Lo que yo no podía decir, ni siquiera muy bajo, en lo hondo de su corazón, sólo el viejo Astaghfirullah iba atreverse a expresarlo, cierto es que por medio de una parábola.

Habiéndose levantado para pronunciar eh elogio de la difunta, se dirigió en primer lugar a mi tío:

-Cuentan que un califa de tiempos pasados había perdido a su madre, a la que quería como tú querías a la tuya, y que se puso a gemir sin ningún comedimiento.Un sabio se acercó a él. «Príncipe de los Creyentes, le dijo, tienes que dar las gracias al Altísimo, pues ha honrado a tu madre haciéndote llorar sobre sus restos, en lugar de humillaría haciéndola llorar sobre los tuyos.» Hay que dar las gracias a Dios cuando la muerte sobreviene dentro del orden natural de has cosas y remitirse a Su sabiduría cuando, por desgracia, ocurre de otro modo.

Prosiguió con una oración que la concurrencia murmuró a la vez que él. Luego, volvió a coger, sin transición, el hilo del sermón:

-Demasiadas veces oigo en los funerales a creyentes, hombres y mujeres, maldecir de la muerte. Sin embargo, ha muerte es un regalo del Altísimo y no se puede maldecir lo que viene del Eh. ¿Os parece una provocación la palabra «regalo»? Es sin embargo, la exacta verdad. Si la muerte no fuera inevitable, el hombre habría perdido su vida entera evitándola. No habría arriesgado, ni intentado, ni emprendido, ni inventado, ni construido nada. La vida habría sido una perpetua convalecencia. Sí, hermanos, demos gracias a Dios por harbemos dado eh regalo de ha muerte para que la vida tenga un sentido; la noche, para que eh día tenga un sentido; el silencio, para que la palabra tenga un sentido; ha enfermedad  para que ha salud tenga un sentido; la guerra, para que ha paz tenga un sentido. Agradezcámosle que nos haya dado el cansancio y las penas, para que eh descanso y las alegrías tengan un sentido. Démosle gracias, Su sabiduría es infinita.

a/ Resume el texto.

b/ Explica a fondo que quiere decir el autor cuando afirma que “Si la muerte no fuera inevitable,(…), la vida habría sido una perpetua convalecencia.

c/ ¿Cual es el sentido de la muerte según el texto?

1/ Diferencia entre una postura trascendente y una postura inmanente en la cuestión por el sentido de la vida. 

2/ Escribe una redacción bajo el siguiente tema; el sentido de la muerte. 

Anuncios