METAFISICA Y CIENCIA

En un sentido general,  dice Kant que la Metafísica es el inventario de todos los conocimientos que poseemos. Hacer metafísica es entonces ni mas ni menos que preguntarse por todo.

Pero por todo, TODO.

La cuestión entonces, es; ¿Tiene sentido preguntarse por todo? ¿Hay cosas que no podemos saber? Tal vez la metafísica sea muy ambiciosa y nuestro conocimiento tenga limites. Pudiera ser, por ejemplo, que todas nuestras preocupaciones sobre el futuro, Dios, la muerte, mi yo…. todas esas cuestiones no tengan ningún tipo de respuesta, y entonces haríamos bien en abandonarlas.

Pero Kant considera la metafísica una disposición irrenunciable de los seres humanos. Sencillamente no podemos evitar hacernos preguntas y mas preguntas. Parece que está en nuestra naturaleza.  Aquí os dejo un trailer de un documental en el que se ve a unos niños de cuatro años haciendo filosofía. 

Si no tenemos mas remedio que hacer metafísica, pero la metafísica es imposible, entonces los seres humanos estamos en un buen problema. Nos pasaría como a Sísifo, condenado por los dioses a subir a lo alto de un monte una gran roca que siempre se le caía, obligandole a comenzar la tarea una y otra vez, una y otra vez. Lo que Kant pregunta es si la metafísica es nuestro destino trágico.

Kant compara la metafísica con la ciencia. A diferencia de la metafísica, la ciencia progresa sin discusión. Se consiguen verdades y avances, y no hay esa sensación (como Sísifo) de que la tarea de un día es deshecha al día siguiente. La ciencia natural, la física y la matemática progresan. ¿Como sucede esto?

Kant se pregunta en que consiste la ciencia, y en que consiste su avance. Para ello hace una clasificación de los juicios; (un juicio no es mas que una afirmación sobre lo que es algo).  Entonces tomamos un juicio de la ciencia, algo como esto;

Los ángulos de un triangulo suman dos rectos. 

Y Kant ve que en este juicio hay dos característica interesantes. La primera es que es un juicio a priori, esto es, independiente de la experiencia. Todos los ángulos de triángulos del universo tienen esa propiedad, de modo que no tenemos que ir midiéndolos uno a uno. Cada vez que encuentre un triangulo no tendré que preguntarme ¿cuanto medirán sus lados? porque la matemática me lo dice de entrada.

La segunda característica, segun Kant, es que es un juicio sintético  Kant llama sintéticos a los juicios en los que se añade información, porque el predicado no está contenido en el sujeto. Fíjate en un juicio como este;

Batman es Bruce Wayne.

Este es un ejemplo de juicio sintético, porque podemos saber quien es Batman, y saber quien es Bruce Wayne, y no saber que son la misma persona. De hecho nos podemos llevar una buena sorpresa con ello.  Pero un juicio como;

Los seres humanos también son personas. 

Es un juicio muy diferente, porque se da el caso de que el concepto de ser humano incluye el de persona, de modo que esa afirmación tan chocante en realidad no esta añadiendo ninguna afirmación.  Cualquiera que entienda lo que es un ser humano y lo que es una persona sabe que la relación entre los dos conceptos es esencial. Por supuesto que los seres humanos son personas ¿como podrían no serlo?

Algunos ejemplos de estos juicios podrían ser los siguientes;

-Las personas solteras no están casadas.

 

Mariano Rajoy en un mitin en Leon. FOTO BRUNO MORENO

rajoy frases2

-Ser bueno es no ser malo.

-Si pienso existo.

A estos últimos tipos de juicio Kant los llama analíticos,  y encuentra que la filosofía y la metafísica están llenas de ellos, lo que hace que ambas discurran y discurran sin ningún avance. Pero la ciencia si avanza, porque sus juicios son sintéticos. En el juicio anterior, por ejemplo, el concepto “180 grados”  no se encuentra dentro de el concepto “Suma de los ángulos de un triangulo”.  Digamos que uno puede entender los dos conceptos, y eso no implica que sepa la relación que hay en ellos.  Así que descubrir que existe esa relación es tan sorprendente como descubrir que Bruce Wayne es Batman, pero con la diferencia de que ademas es un juicio a priori, lo que significa que sabemos que todos los triángulos del universo suman 180 grados (pero no sabemos que todos los Batman del universo sean Bruce Wayne, la verdad. De hecho en carnaval se ven muchísimos Batman por todos lados).Otro ejemplo; yo puedo entender el concepto “manzana”y entender el concepto “aceleración de 9.8 metros por segundo”, sin saber que una manzana cae a esa aceleración. Cuando lo descubro, gano un conocimiento.

Así que Kant concluye que la ciencia avanza porque utiliza juicios sintéticos a priori, cosa que la metafísica parece incapaz de hacer.

 

EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTO A PRIORI..

La tarea historica de la filosofia de Kant es mediar entre el racionalismo y el empirismo. Su dictamen es que todo conocimiento empieza con la experiencia, pero no todo conocimiento proviene de la experiencia. ¿Que significa esto?

Kant dice que el empirista Hume le sacó de su sueño dogmático, y le hizo ver que no hay conocimiento posible allí donde no hay experiencia.  Es imposible tener conocimiento de cosas como Dios, el Universo, el alma, el yo… que quedan mas allá de nuestra experiencia.

Ahora bien, para Kant también es importante aportar que no todo el conocimiento proviene de la experiencia. Hay unos conceptos puros (las categorías  y unas formas puras de la sensibilidad -el espacio y el tiempo) que no provienen de la experiencia, sino que son aquello que nos permite tener experiencias. Son, dice, condiciones de posibilidad de la experiencia. 

(La idea de Kant, por ejemplo, es que el espacio no es algo que sintamos; es el lugar donde sentimos las cosas, lo que es distinto. Hazte la siguiente pregunta; si estuvieses en un espacio sin objetos ¿lo percibirias?)

Estos conceptos puros son el contenido a priori de nuestro conocimiento; en ellos está la universalidad y necesidad de nuestra forma de ver el mundo.  Cuando afirmamos por ejemplo que todo lo que sucede tiene una causa lo que realmente estamos diciendo es “no puedo concebir nada incausado, porque mi forma de pensar lo exige así”. Lo incausado, igual que lo intemporal, lo no-espacial o lo insustancial es para nosotros im-pensable.

Kant en cualquier caso establece la distinción entre fenómeno y noúmeno (lo que las cosas son para mi y lo que las cosas son en si) El universo que nos representamos en nuestras cabezas no es igual que el universo en-si, que vete a saber como es…

 

Anuncios