La izquierda política agrupa a ideologías de muy diversa índole, como la socialdemocracia, el comunismo o el anarquismo. En principio lo que todos estos movimientos tienen en común es considerar prioritaria la consecución de la igualdad social mediante la defensa de los derechos civiles.

Las diferencias entre los diferentes puntos de vista en la izquierda son grandes. El comunismo aboga por la limitación de la propiedad privada y la abolición de la desigualdad mediante un estado muy intervencionista. Estados comunistas fueron la antigua URSS, y, ahora, Corea del Norte o Cuba. (China, que hace unos años era completamente comunista, ha evolucionado hacia un modelo capitalista, hasta el punto de que la mayoria de los nuevos millonarios son chinos)

Los socialdemocratas, por contra, insisten en la defensa de los derechos liberales y asumen la economía capitalista de mercado.  Para los anarquistas, por último, todas las formas de gobierno son sospechosas, por lo que hay que estar sumamente atento a los abusos del poder.

Frente al liberalismo, la izquierda insiste con  mas o menos radicalidad en que hay que actuar en  beneficio del colectivo, incluso a costa de los derechos individuales y los intereses privados. Para la izquierda el estado no debe limitarse a ejercer de arbitro entre los diferentes individuos, sino que debe intervenir para redistribuir la riqueza y procurar los bienes y servicios básicos que constituyen el estado del bienestar; sanidad publica, transporte público, educación pública, empleo público. Para ofrecer todos estos servicios el estado, evidentemente, debe recaudar impuestos.

Aquí tenéis un enlace en el que se explica el sistema fiscal finlandes, que les permite tener uno de los estados de bienestar mas eficientes del mundo.  http://www.actibva.com/magazine/fiscalidad/cuantos-impuestos-se-pagan-en-finlandia-para-tener-esa-educacion

Frente a lo que se podría pensar, la realidad es que los fineses no pagan mas impuestos que los españoles. La gran diferencia es el fraude fiscal, que en España es de un 22% del PIB y en Finlandia es del 8%. Esto es, en Finlandia no pagan mas impuestos que en España, pero los pagan todos. Hay muchas inspecciones y las sanciones por no pagar son mas duras. Aqui el gobierno incluso impulso una amnistia fiscal, para que la gente que llevaba años sin pagar impuestos legalizase su dinero. Aqui tenéis una reflexion de Wyoming, que siempre apunta un punto de vista de izquierdas a la actualidad.

Desde el punto de vista liberal está mal que el estado se encargue de los servicios como la sanidad o la educación. En primer lugar, porque es un atentado contra la libertad obligar a la gente a pagar (en forma de impuestos) por servicios que no consume. En segundo lugar, porque una economía intervencionista es mucho mas ineficiente que una economía de mercado. Todas las decisiones que tome el Estado (construir tales o cuales aeropuertos o autovias, por ejemplo) serán siempre mas ruinosas que si las toman empresas particulres que arriesgan su dinero. Para los liberales la política de izquierdas es, en suma, injusta e ineficiente.

Desde el punto de vista de la izquierda las cosas se ven de otro modo; para la izquierda la libertad de la que habla el liberalismo es una palabra vacía. La clave es que no basta darle permiso a la gente para que esta sea libre, hay que darles también recursos. No basta, por ejemplo, con permitir que se pueda estudiar si no existe una red de centros de enseñanza pública, porque entonces solo podrán estudiar los ricos. Y tampoco se puede confiar a ciegas en la eficiencia de la economía de mercado, porque esta economía, por su propia dinámica, tiende a concentrar la riqueza, de forma que los ricos cada vez son mas ricos y los pobres mas pobres.

(Una cuestión ¿Es justo que el estado regule el horario de apertura de los comercios? ¿Por que?)

Frente  al conservadurismo, la izquierda tiene una visión progresista de la sociedad, y es habitualmente aconfesional o laica. Es común que la izquierda de cobijo a grupos políticos progresistas que abogan por un cambio en la sociedad, como los movimientos antiglobalización, los ecologistas, el feminismo o los pacifistas.

2011-05-18-ni-izquierdas-ni-derechas2