Vamos a dedicar una entrada a hablar de la publicidad y el marketing.

Hay que empezar diciendo que estos dos conceptos están muy presente en nuestras vidas. Seguro que de eso te has dado cuenta, pues por todos lados nos encontramos con alguien que vende algo. Resulta difícil mirar hacia algún sitio sin que veamos un anuncio. La publicidad ha colonizado todo; el arte, el deporte, la vida cotidiana…. A veces incluso vemos anuncios sin darnos cuenta, por ejemplo cuando vemos en una película o en una serie de televisión que aparece como de refilón una marca.

Vamos a aclarar algunos términos. Empecemos con la definición; La publicidad es una forma de comunicación comercial que intenta incrementar el consumo de un producto o servicio a través de los medios de comunicación.

Hay que distinguir publicidad de propaganda. La propaganda es un tipo de comunicación que intenta difundir una idea. Si la publicidad pretende que compremos tal o cual producto, la propaganda quiere que pensemos de tal o cual forma.

Un tercer término que hay que definir es el marketing. Esto son el conjunto de procesos por los que las empresas crean y venden sus productos. La publicidad es únicamente uno de los elementos clave del marketing, pero no solo ella es importante.

Para entender que es el marketing, piensa que tienes una empresa y que tienes que vender algo. Tendrías que hacerte un montón de preguntas como

  • ¿Qué producto vender? 
  • ¿A quien se lo vamos a vender?
  • ¿Cómo dárselo a conocer a la gente?
  • ¿Cómo diferenciarlo de la competencia?
  • ¿Qué precio ponerle?
  • ¿Cómo distribuirlo?
  • ¿Cómo mejorar y cambiar el producto?

A todo esto responden los estudios de marketing de las empresas.  Es muy interesante ver como diferentes empresas utilizan distintas estrategias.

1/ Piensa en tres empresas conocidas e investiga como responden a las preguntas anteriores. Las empresas que tienes que analizar son estas; Red Bull, Freixenet, Zara. 

Las estrategias de marketing que utilizan las empresas son muy diversas. Puede ser publicidad, claro. También puede ser patrocinar algo, como un premio literario o un festival de música. A veces las empresas regalan cosas, o hacen campañas de dos por uno, o hacen concursos, o se alían con una organización de beneficiencia, o dan su nombre a un estadio o una estación de metro, o investigan lo que quiere la gente mediante cookies en tu ordenador….Las empresas hacen de todo para que compremos, hasta manipular los carritos del supermercado.

http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/las-estrategias-con-las-que-nos-enganan-para-que-compremos-mas_MB0gaNcjO3kybPJSuhG891/

Algo que tienen que cuidar mucho los expertos en marketing, obviamente, es el empaquetado y la apariencia de su producto. En ocasiones, lo que se nos vende no tiene un empaquetado y etiquetado muy honesto.

https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/asi-tendrian-que-ser-los-envoltorios-de-los-alimentos-si-quisieran-reflejar-sus-ingredientes-reales

 

Una de las cosas que los expertos en marketing tienen que hacer es lo que se llama crear la demanda. Algunos productos son bastante necesarios, pero si te fijas hay infinidad de cosas que a la gente no le hacen falta, de modo que las empresas tienen que gastar mucho en convencer a la gente de que si que los necesitan. Para empezar, todos los productos de lujo. ¿Y que me decís de los lavavajillas antibacterias?  La humanidad ha resistido bastante bien sin toallitas higienicas, maquinillas desechables de cinco hojas, reposa-teléfonos móviles y cosas así que ahora parecen, si hacemos caso a la publicidad, indispensables. Aquí tenéis un video que explica como se crea la demanda de algo que la mayoría de la gente tiene en su casa, y ademas casi gratis; el agua.

En esta entrada podemos leer como se creo la demanda de desodorantes, convenciendo a la gente de que era un producto de primera necesidad.

http://es.gizmodo.com/como-un-vendedor-de-biblias-convencio-al-mundo-de-que-o-1790747481

Lo que sucede con los desodorante sucede con todos los cosméticos y productos de belleza. En las últimas décadas ha habido una explosión de estos productos, como se puede ver entrando en cualquier perfumería. Para convencer a la gente de que estos productos son imprescindibles se gasta una enorme cantidad de dinero en marketing. Una cantidad que puede multiplicar varias veces el precio del producto. Un perfume de cincuenta euros, por ejemplo, puede tener unos dos euros como coste de producción.

En verdad la razón por la que la gente consume un determinado producto no depende tanto de su valor intrínseco como de la estrategia de marketing que le acompaña. Red Bull o Jagermeister son ejemplos de cómo una marca puede conseguir multiplicar sus ventas con una adecuada estrategia de marketing. La primera, por ejemplo, consiguió crear todo un concepto que antes no existía (el de bebida energética), lo que es un ejemplo del marketing de contenidos. 

http://www.elindependiente.com/economia/2016/10/02/directivos-estrellados-inalcanzable/

http://smoda.elpais.com/moda/asi-se-hizo-rica-la-adolescente-que-empezo-a-vender-sujetadores-diferentes/

Un resumen estupendo sobre en que consiste crear la demanda aparece en esta escena de El Lobo de Wall Street. 

 

La película va, precisamente, sobre vendedores. En este caso el protagonista pretende hacer mucho dinero vendiendo un producto financiero, bonos, a gente que quiere invertir sus ahorros. En esta famosa escena trata de motivar a sus empleados para que vendan mucho.

 

La película muestra como trabajan algunos agentes de bolsa, y es interesante saber que estas dinámicas precipitaron la crisis de 2008. El sistema de venta de bonos que tiene este tipo es similar a una estafa  piramidal. Este es uno de los timos mas populares, que tenéis que conocer.

La mayoría de las empresas, evidentemente, tratan de vender sus productos de forma mas o menos honesta, claro.

Vamos a centrarnos en el elemento fundamental del marketing, la publicidad. Para ello vamos a analizar anuncios. En principio, el objetivo de un anuncio es informarnos de que tal producto es muy bueno y que hariamos bien en comprarlo. Pero la verdad es que no hay apenas anuncios así. Cuando analizamos un anuncio, hay que tener en cuenta dos cosas.

  1. Lo que realmente vende. 
  2. Lo que aparentemente vende.

Fijate por ejemplo en estos anuncios de una marca de ropa, Mayoral. El eslogan de esta marca es Mayoral hace amigosmayoral-hace-amigos

Esta claro que lo que realmente venden estos anuncios es ropa, pero lo que aparentemente venden es amistad.  Siempre es así; los anuncios aparentemente nos venden un valor (amistad, amor, felicidad, solidaridad, sexo, humor, diversión….) pero realmente nos venden un producto.

Hay infinidad de ejemplos de esto. Aqui teneis un anuncio de Axe. Como todos los de esta marca, lo que realmente vende es un desodorante, pero aparentemente lo que vende es sexo.  (Con un poquito de humor)

¿Que vende aparentemente este anuncio de Nike? ¿Y que vende realmente?

¿Y estos?

La publicidad emocional pretende despertar en nosotros una emoción para que nos motivemos a comprar el producto. Coca Cola suele basar sus campañas en esto, al igual que estos anuncios de Ikea.

 

 

 

En todos estos ejemplos nos encontramos con verdaderas maravillas de la creatividad. El tema es que muchas veces resulta lejana la relación entre el mensaje de estos anuncios y el producto que venden. Por desgracia, la vida no mejora tanto solo cambiando el mobiliario.

 

O comiendo una pizza….

 

En ocasiones la distancia entre lo que aparentemente se vende y lo que realmente se vende es sideral. Desde luego entre lo que se promete en los anuncios anteriores y lo que se ofrece en realidad hay todo un mundo. Pero da igual, porque muchas veces la gente parece bastante dispuesta a ser engañada.

Un buen ejemplo de esto es lo que sucede en los anuncios de perfume, que presentan unas escenas llenas de glamour y lujo para que lo relacionemos con lo que basicamente es un bote de fragancia.

 

 

 

2/Analiza un anuncio publicitario distinguiendo lo que realmente vende y lo que aparentemente vende. 

Otro tema bastante importante es darse cuenta de hasta que punto la publicidad ofrece y promueve estereotipos. Los estereotipos son las imagenes que tenemos acerca de un grupo de gente (las mujeres, los hombres, los jovenes, los extranjeros…) La publicidad ofrece estereotipos continuamente, empezando por el hecho de que casi todas las personas que salen en los anuncios son modelos. ¿Es que en el mundo no hay mas que gente guapa? Luego vemos que los chicos hacen determinadas cosas, las chicas otras, los jovenes son de tal o cual forma…  Fijate en los siguientes anuncios a ver si detectas estereotipos en ellos.

y este para rematar!!

A menudo los anuncios dan una imagen estereotipada de los hombres y las mujeres, promoviendo una cierta desigualdad de genero. Fijate en este video en el que se muestra la imagen que se ha dado de las mujeres en la televisión en general, y en la publicidad en particular.

http://blogs.publico.es/strambotic/2017/03/automovilista-beba/

http://blogs.publico.es/strambotic/2014/05/publintage/

 

 

 

 

Anuncios