Alien baló sorprendido del truco.

 

Dejad en este enlace vuestras críticas a la película.

Buscad información en la red; quienes son los responsables, los premios que obtuvo, su influencia en el cine y la cultura posterior…

 

Podeis encontrar alguna inspiración aqui.

http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/371621.html

No olvideis los colores!!

Y dejad alguna mención acerca de la visión que ofrece el film sobre el sistema de sanidad mental y sobre los “locos” y los “cuerdos”

La teoría del conocimiento de S. Agustín.

Como insiste el texto, la primera tarea de S. Agustín era establecer que el ser humano puede conocer la verdad. En esto se posiciona contra las corrientes escépticas  que pensaban que la Verdad, con mayúsculas  es inalcanzable para el hombre, quien solo puede tener meras opiniones , revisables y temporales. San Agustín es un creyente, y por lo tanto su enemigo principal son los escépticos. Él defiende que hay una verdad absoluta (somos, conocemos y amamos) y aprovecha para conectar esta verdad con la Trinidad. Estas tres partes del alma son imágenes de la Trinidad divina.

Si, como advierte el ejemplo, es posible encontrar la Verdad ¿donde podemos encontrarla? ¿Como podemos acceder a ella? A esto Platón había respondido con su metafísica idealista, con la idea de que hay dos mundos y el sabio puede, tras largo esfuerzo, conocerlos. S. Agustín argumentará de modo diferente. Para él el camino hacia la verdad es un camino interior; es en el alma, en tanto en cuanto es lo mas parecido a Dios, donde se puede encontrar la verdad absoluta. El camino hacia ella es un camino de introspección.

S. Agustín sigue a Platón en que tienen que haber verdades eternas e inmutables que no tienen su fundamento en la experiencia sensible, que nos muestra un mundo múltiple y cambiante. Pero a diferencia de Platón, él no cree que estas ideas estén en un mundo paralelo. Estas ideas solo existen en la medida en que hay alguien que las piense. Y si tales ideas son eternas y perfectas, la mente que las piensa solo puede ser eterna y perfecta igualmente; por tanto estas ideas están en la mente de Dios. Dios hace el papel que la idea de Bien (el Sol) hacia en la filosofía platónica.

De este modo, el conocimiento intelectual tiene como objeto conocer la mente (las ideas) divina. Pero esto es algo que está mas allá de las capacidades intelectuales del hombre. Para llegar a conocer las ideas divinas el ser humano precisa de una gracia, un don divino con el que Dios alumbra su mente. Esto es lo que se llama la iluminación. Mediante ella, el ser humano conoce las ideas eternas e inmutables. Para ello, como se ha dicho antes, el hombre debe buscar en su interior.

En resumidas cuentas, S. Agustín distingue tres grados de conocimiento

  1. Conocimiento sensible. Es el que nos ofrece datos del mundo externo. Nos ofrecen un mundo cambiante y  por consiguiente no es verdadero conocimiento, sino mera opinión.
  2. Conocimiento intelectual. Nos permite juzgar sobre los datos que nos ofrecen los sentidos. Esta orientado hacia la vida practica, y, en consecuencia, centrado en el propio interés. . Es un grado superior al conocimiento sensible, pero no es el conocimiento absoluto que buscamos.
  3. Conocimiento contemplativo. Es el conocimiento absoluto. Mediante este conocimiento tenemos acceso a las ideas de la mente de Dios. En propiedad, este conocimiento esta reservado a los justos en la vida futura.

Este planteamiento de la cuestión enlaza de modo indisoluble la fe y la razón. La razón y la fe no solo no son enemigas la una de la otra, sino que la razón necesita de la fe para acceder a las Verdades Eternas, que solo se pueden entender mediante la gracia divina. La razón debe asumir sus limitaciones, y entender que solo mediante el concurso de Dios puede acceder al verdadero conocimiento. Sin la ayuda de Dios, la razón en solitario llega al absurdo y al escepticismo.

Igualdad.

Hola. En nuestra última clase estuvimos viendo algunas cosas sobre las familias. Uno de los problemas que a veces se da en las familias, como vimos en el video de animación, es que no hay verdadera igualdad a la hora de repartir las tareas del hogar entre hombres y mujeres. Es muy común que los hombres hagan mucho menos.

Vamos a hablar sobre la igualdad y la discriminación. Vamos a empezar hablando de algunas nociones generales, y despues nos centraremos en distintos tipos de discriminación.

Para empezar ¿que significa que las personas son iguales? Es evidente que la gente es distinta; unos son altos, otros bajos, unos hombres, otros mujeres, unos viejos y otros jovenes…. Lo que queremos decir cuando decimos que las personas son iguales es que tienen los mismos derechos y que merecen el mismo respeto.

No siempre las personas han sido consideradas iguales. Durante mucho tiempo ha habido quien ha considerado;

-Que las personas de otras razas son inferiores.

-Que las mujeres son inferiores a los hombres.

-Que las personas con alguna discapacidad son inferiores.

-Que los pobres son inferiores.

-Que la gente con otra religión son inferiores.

-Que la gente de otra nación es inferior.

-etc….

Como veis es muy común que se piense que hay grupos de personas inferiores y otros superiores. La gente que se considera superior discrimina a la gente que considera inferior. Discriminar es darle un trato peor a alguien solo porque pertenece a un grupo que consideramos inferior.

1/ ¿Te has sentido alguna vez discriminado? ¿Has sentido que los demás te trataban diferente? Cuenta como fue la experiencia y como te sentiste. 

Uno de los casos mas comunes de discriminación es la discriminación por genero. Es común que las mujeres y los hombres no sean tratados igual. ¿Sabias por ejemplo que las mujeres cobran un 20% menos que los hombres.

http://www.rtve.es/noticias/dia-mujer/

http://www.rtve.es/noticias/20120307/mujeres-siempre-ganareis-menos-hombres/504965.shtml

2/ Con los periodicos que te ofrece el profesor, responde a las siguientes preguntas. 

  1. ¿Cuantas fotos (que no sean anuncios) estan protagonizadas por hombres? ¿Cuantas por mujeres? 
  2. ¿Cuantas noticias están protagonizadas por hombres? ¿Cuantas por mujeres? 
  3. ¿Cuantos articulos están firmados por hombres? ¿Cuantos por mujeres? 
  4. ¿Cuantas mujeres salen en las paginas de deportes? 
  5. ¿Cuantas mujeres salen en los anuncios? ¿Y cuantos hombres? 
  6. ¿Que conclusiones pueden extraerse de todo esto? 

Pensar racionalmente; Anclas y heuristicos.

Hola. Vamos a seguir hablando de la irracionalidad. En lo que sigue de esta entrada tomaré ideas de un libro llamado Pensar rápido, pensar despacio, del premio Nobel Daniel Kahneman. La tesis principal de este libro es que en muchas ocasiones cometemos errores porque tendemos a dejarnos llevar por intuiciones no siempre acertadas. Aunque en muchos casos la intuición esta bien, a veces hay que pararse un rato a pensar.

En la última clase hicimos una pequeña encuesta acerca de vuestra capacidad de estimación, asi que hay que empezar dado un dato sobre árboles; el árbol mas grande del mundo (en altura) es una sequoya del parque de Redwood, en California. Mide unos 115 metros de altura.

Pero lo que interesa es lo siguiente; en vuestra pregunta de la clase anterior, la mitad de la clase tenia que responder si este árbol media mas de sesenta metros. La otra mitad respondía a la cuestión de si media mas de 120. Luego teníais que estimar la altura del árbol mas alto del mundo.

Pues bien; esto es lo interesante; el primer grupo estimó (de media) que tenía una altura de 113 metros. El segundo grupo estimó mucho mas, estimó que medía 154. ¿Por qué un grupo estimó que el árbol mas grande del mundo era mayor que el otro grupo? 

Este es un ejemplo de lo que los psicologos llaman anclajes.  En términos generales, los anclajes son estímulos que pueden condicionar una respuesta en una determinada situación, solo porque esa es la respuesta sugerida. En nuestro ejemplo, la pregunta os sugería a la mitad de la clase un numero, a la otra mitad otro. A lo que parece, os dejasteis llevar por tal sugerencia.

Es importante advertir que los anclajes actúan de manera inconsciente y casi inmediata. Incluso aunque el dato sea manifiestamente absurdo tiene efectos sobre la gente. Cuando se les pregunto a unos estudiantes si Ghandi había vivido ciento cuarenta años, todos dijeron que no. Pero cuando se les pregunto que edad había alcanzado también creyeron que había vivido mucho mas que a los que previamente no se les había dicho nada. Se les había ofrecido un ancla.

Hay miles de manifestaciones del efecto ancla. Se da por ejemplo cuando la gente negocia o regatea algo. El precio inicial actúa como ancla, de modo que es una buena idea ser el primero que hace la oferta.

El efecto ancla también funciona cuando confiamos mas en un vendedor porque lleva traje y corbata, o cuando nos sentimos atraídos hacia una persona porque suena una música romántica, o cuando empezamos a comportarnos como niños pequeños solo con pasar por la puerta de la casa de nuestros padres, aunque tengamos sesenta años. Nos puede pasar, por ejemplo, que cuando pasamos por un lugar donde tuvimos una mala experiencia nos pongamos automáticamente de mal humor.

Anclas son por ejemplo las supersticiones o los amuletos que tenemos asociados a la mala o buena suerte. Aunque un ancla  no tenga mucha lógica, puede hacer irracionalmente su labor.

Ante las anclas psicológicas lo mas importante es darse cuenta de ellas, y no descuidar su poder.Aquí os dejo un video de Derren Brown, un famoso mentalista inglés, en el que muestra el increíble poder de los anclajes.

Relacionado con lo anterior, esta el tema de la reducción heurística. Un heuristico es, generalmente, el modo de resolver un problema.  Pues bien; esta claro que la forma en la que resolvamos un problema depende en gran medida del modo en el que lo comprendamos. Algunos problemas (como comprar una casa, decidir una profesión, cortar con una pareja…) son bastante complejos y son dificiles de comprender en toda su extensión, de modo que es muy común que tratemos de simplificarlos con el objeto de encontrar una solución mas fácilmente.

Hay un ejemplo maravilloso de reducción heuristica en la película American History X. El argumento trata acerca de un skinhead que va a la cárcel. Allí empieza a poner en cuestión sus antiguos prejuicios, (cosa que, como vimos en relación a la disonancia cognitiva, es verdaderamente extraordinaria). Aun asi, se encuentra muy confundido. En un determinado momento recibe la visita de un viejo profesor, que le dice lo siguiente.

Como veis, a veces se puede resolver un problema simplificándolo en una pregunta. Lo malo es que en muchas ocasiones las simplificaciones son eso, simplificaciones, y pueden dejarnos sin que prestemos atención a aspectos importantes.

La publicidad ofrece ejemplos gloriosos de reducción heuristica. Fijaos en estos eslóganes.

 

 -¿Le gusta conducir? 

     -Si tuvieras que conducir un coche el resto de tu vida ¿cual sería? 

     -¿Para que vivir, si puede ser cómodamente enterrado por cincuenta dólares? 

¿Que reducción heuristica muestran? ¿Son racionales?

Otras veces es en la política donde se muestran claros ejemplos de reducción heuristica. Decidir votar a un candidato o a otro es tarea difícil, y la gente no quiere pensarlo mucho, de modo que se les ofrecen preguntas sustitutivas del tipo. ¿Que candidato parece mas honesto? En las elecciones americanas entre Bush y Dukakis los conservadores de Bush emitieron este anuncio. 

Y ganaron. Lograron que la gente no respondiera a la pregunta ¿Que candidato es mejor?, lo que es largo de discutir, sino a la muy simple pregunta; ¿que candidato ha tenido mas mano dura con el crimen?  Lo que importa es ver que en absoluto son las  mismas preguntas. Si en lugar de resolver una problema resolvemos otro mas simple es evidente que nos hemos engañado a nosotros mismos (o que nos han tomado el pelo)

Los políticos, y en general la gente que manipula otra gente tiende a manejar la heuristica sin que nos demos cuenta. Por ejemplo (y esto es muy importante) diciendo sobre que se va a hablar y los términos en los que se va a hablar. Es lo que se llama controlar la agenda. Ahora por ejemplo esta sobre la palestra el tema de la independencia de Cataluña. Fijate en el maravilloso ejemplo de reducción heuristica  que esta inserto en la pregunta que Artur Mas propone para su referéndum  ¿Esta usted de acuerdo en que Cataluña sea un nuevo estado de la Unión Europea? 

Los sociólogos saben muy bien que hay muchas formas de manipular a la gente para que respondan a lo que queremos, y como queremos. Por ejemplo, saben que es mas fácil para la gente decir “si”, que decir “No”. También que las preguntas se pueden plantear de modos distintos y consiguen respuestas distintas; si preguntamos por ejemplo;

¿Esta usted de acuerdo en que la gente con hijos pague menos impuestos? 

La mayoria de la gente dira que es razonable. En cambio si preguntamos;

¿Esta usted de acuerdo en que la gente sin hijos pague mas impuestos? 

La gente tenderá a decir que es una barbaridad que a alguien se le cobre mas por no tener hijos. Sin embargo el estado de cosas que plantean las dos cuestiones es uno y el mismo.

Hay un ejemplo del poder de la heuristica que muestra memorablemente hasta que punto la forma de plantear las preguntas determina las soluciones que les damos. A unos estudiantes se les planteo un cuestionario con solo dos preguntas;

¿Se siente feliz estos días? ¿Cuantas invitaciones tuvo el mes pasado? 

En tanto que otro grupo tenia que responder a estas dos.

¿Cuantas invitaciones tuvo el mes pasado? ¿Se siente feliz estos días?

Las mismas preguntas, planteadas en diferente orden. La cuestión es; ¿Que correlación hay entre las dos preguntas? ¿Seran los estudiantes mas felices los que reciben mas invitaciones?

La respuesta es que en el primer grupo no; algunos estudiantes afirmaban ser felices aunque les hubiesen invitado poco. Otros habian sido invitados, y se decían infelices. No parecía haber correlación.

Pero en el segundo grupo era todo diferente. Para ellos había una correlación perfecta, de modo que los estudiantes que mas invitaciones recibieron se sentían mas felices, y al contrario, los menos invitados se sentían mas infelices. ¿Que había pasado? Pues que se les había ofrecido previamente una reducción heuristica a la difícil tarea de  evaluar la felicidad, que había actuado en ellos como ancla.  A los primeros no se les había ofrecido nada parecido

Respecto a las monedas del bote, las estimaciones de la clase fueron muy diversas. Hubo un grupo muy numeroso de gente que consideraba que habia entre cien y doscientas, en tanto otros decían que había hasta 1000 monedas o mas. La estimación media de la clase fue que había 502 monedas. Esta cifra es curiosamente cercana a la realidad. En verdad había 547 monedas.

Esto es muy curioso. Solo una persona se acercó a la cifra real (dijo que había 500). Pero en cambio  la estimación media fue bastante aproximada. ¿Por que la estimación media es mejor que las estimaciones individuales? ¿Que significa esto? ¿Será un caso particular o puede ser una ley general?  ¿Que importancia puede tener (para la política o la economía) que los grupos acierten mas en estimaciones cuantitativas que los individuos?

Preparando los exámenes de la PAU. Preguntas, problemas y consejos.

Aquí os dejo un conjunto de Preguntas, errores y sugerencias
que os pueden servir para preparar el examen de la PAU, y en general los examenes de la asignatura.

A. Preguntas

1. ¿Se puede alterar el orden de las preguntas respecto a lo indicado en la hoja de examen?

No se debe hacer. Aunque el ejercicio se divide en cuatro operaciones distintas, no deja de ser un único comentario de texto, por lo que es importarte en primer lugar hacer una buena síntesis de lo que aparece en el fragmento seleccionado (señalar el tema o problema y las tesis básicas es fundamental) para a continuación analizar y explicar dos nociones presentes en dicho fragmento y remitirlo después al tema, abordando por último las dos partes de la contextualización. Sólo así el ejercicio mantiene su unidad.

El orden lógico de estas operaciones es pues como se propone y por ello se deben realizar de manera sucesiva. La alteración de ese orden puede sugerir que el alumno se desentiende del fragmento y quiere abordar alguna parte del ejercicio (el tema o la contextualización, por ejemplo) sin tener en cuenta el contenido de ese fragmento, lo que afectará a la calidad y a la unidad de su ejercicio, y por tanto su calificación será más baja.

2. ¿Cuál es la puntuación de las distintas operaciones?

Aparece claramente formulada en cada examen. La calificación acordada es de dos puntos tanto para el resumen como para la explicación de las nociones, y tres puntos para el tema y también para la contextualización, ésta última dividida a su vez en dos partes de 1,5 puntos cada una.

3. ¿Qué ocurre si se deja alguna operación sin responder?

Como hemos indicado en la contestación a la primera pregunta, el orden lógico de un ejercicio de comentario de texto es el que se propone, además, la puntuación máxima posible está dividida entre las cuatro operaciones, por lo que es muy recomendable no eludir ninguna.

No obstante, si un alumno no se encuentra en condiciones de realizar alguna de ellas, debe continuar en la siguiente, sin que por este hecho pueda ser penalizado.

4. ¿Es posible que en el examen salga un fragmento de un autor no incluido en el programa?

No, no es posible. Siempre saldrán dos fragmentos distintos de dos filósofos también distintos del programa, teniendo en cuenta las opciones en que se divide cada unidad temática (esta división de nuestro programa en dos opciones a elegir una por cada centro o profesor, puede conducir a pensar que hay parte del programa no estudiado), pero nunca de uno no incluido.

5. ¿En la pregunta de resumen pueden utilizarse frases completas del fragmento para responder?

No se debe hacer. El resumen no es un comentario del fragmento ni una mera reproducción, parcial o total. Lo aconsejable es redactarlo en estilo indirecto, localizando en primer lugar el tema o problema de que se trata e indicándolo de manera clara y precisa en una o dos frases; después hay que resumir las tesis básicas presentes en el trozo seleccionado, para lo que no es preciso seguir el mismo orden de ideas que en él aparecen, sino que el alumno debe sintetizarlas y redactarlas de un modo propio y en el orden que considere más apropiado; puede, eso sí, citar expresiones concretas del texto que tiene delante si le parecen especialmente significativas.

6. ¿Es necesario exponer por separado las dos partes que se señalan en la contextualización?

Sí, es importante que se separen ambas partes, dado que se califican por separado. Lo que no es obligatorio es abordar todos los marcos en los que es posible insertar el texto y el pensamiento del autor, por lo que el alumno puede desarrollar, en la primera parte de dicha operación, todo lo relativo a la obra y al pensamiento del autor, y, en la segunda parte, todo lo relacionado, bien con la historia de la filosofía y de la cultura, o bien con la sociedad y la cultura de la época en que el autor desarrolló su obra.

7. ¿Podemos exponer la vida y obra del autor en la contextualización?

Hay que intentar evitar un error detectado por los evaluadores a lo largo de estos años: entender la contextualización como mera exposición de la vida y obra del autor. Hay que eludir este enfoque, pues esta última operación del comentario de texto es más amplia y más rica, y va orientada a comprender y explicar mejor tanto el texto como el pensamiento mismo del autor. Por tanto, no deben utilizarse los datos biográficos y el catálogo de obras del autor de forma mecánica y memorística, sino que deben seleccionarse datos y obras que tienen que ver con el texto en cuestión, y que permiten insertarlo en el conjunto de su pensamiento, y entenderlo mejor al hacernos ver los conflictos, las preocupaciones o las intenciones del autor.

8. ¿Cómo deben escribirse o citarse las obras de los autores?

El alumno puede indicar los títulos de las obras (La República, La Ciudad de Dios, El discurso del método, etc.) bien subrayándolas, bien poniéndolas entre comillas; lógicamente la opción de cursivas, que es la que se recomienda en procesadores de texto electrónicos, no es posible ejecutarla en el examen escrito a mano, por lo que podemos elegir una de estas dos fórmulas.

Por supuesto siempre la primera letra debe ir en mayúscula.

9. ¿Se puede hacer referencia a otros autores en las distintas operaciones del comentario?

Efectivamente, se puede hacer. No es obligatorio, pero sí posible, y en muchos casos conveniente, hacer referencia a autores distintos de aquel al que pertenece el fragmento seleccionado, en distintas operaciones del comentario. Obviamente, no en el resumen, que debe ceñirse al fragmento seleccionado (a menos que éste contenga expresamente menciones a otros autores o posiciones), pero sí en cualquiera de las restantes operaciones: la de nociones, la temática y especialmente en la contextualización, sobre todo en la segunda parte de la misma.

10. ¿Cuál es la duración del examen?

El examen tiene una duración de 90 minutos, sin que sea posible una prórroga adicional. En ese tiempo el alumno tiene que realizar todas las operaciones del comentario; si falta alguna, perderá la puntuación que le corresponde.

11. ¿De cuántas hojas dispone el alumno para su examen?

El pliego de examen tiene tres hojas: dos se pueden utilizar para realizar las cuatro operaciones de que consta, la tercera se puede utilizar sólo como borrador, y en ningún caso será calificada.

12. ¿Se penalizarán las faltas de ortografía?

Según los criterios de evaluación vigentes, se penalizarán dichas faltas, de manera que cada falta grave detraerá 0,25 puntos de la calificación obtenida, pudiendo restar por acumulación de faltas hasta 1,5 puntos. Por ello es apropiado que el alumno repase el examen, advierta sus faltas y las corrija.

13. ¿Podemos hacer tachones en el examen?

Es recomendable que el examen esté bien escrito en letra clara y líneas debidamente delimitadas entre sí, separando adecuadamente los párrafos, bien con punto y seguido, bien con punto y aparte. Se debe evitar tanto el uso de mala letra o difícilmente legible, que además dificultará la buena corrección del examen, como el uso excesivo de tachones que puedan afearlo. De todas formas, si el alumno tiene que tachar alguna palabra o párrafo concreto por algún error advertido, no será penalizado.

B. Errores más frecuentes

Errores formales

1. No respetar el orden de las operaciones.

Que no se respete ese orden es un error relativamente frecuente (también una pregunta habitual de los alumnos en los días de las pruebas), por lo que conviene insistir desde los centros en que se respete dicho orden como ya se indica y se justifica en la respuesta a la pregunta 1 de la presente Guía.

2. Hacer el resumen al final.

Es la alteración del orden más frecuente: el alumno primero hace el resto de preguntas y se deja la del resumen para el final. Este error indica que el alumno se desentiende del texto y tiende a realizar las distintas operaciones de forma puramente memorística, relegando al último lugar la que no admite esa forma. Esto repercute en la calidad de su ejercicio, al desvirtuar el formato mismo del examen, que no es sino un comentario de texto guiado.

3. Mezclar operaciones de comentario de la opción A y la opción B.

Sólo se debe realizar un comentario de texto, de un fragmento y un autor de los que se proponen en el examen. En ningún caso se debe mezclar operaciones relativas a dos fragmentos de dos autores diferentes. Si tal cosa ocurriera se corregiría y calificaría uno de ellos, normalmente el primero.

4. No numerar las diferentes operaciones de que consta el examen.

No es en absoluto conveniente, ya que obliga al corrector a adivinar qué parte del comentario está corrigiendo, para poder así aplicarle la calificación que le corresponde. Se deben numerar las cuatro operaciones del 1 al 4, y mejor aún acompañar cada número con el título correspondiente, i.e., 1. Resumen, 2. Nociones, 3. Tema, 4. Contextualización.

5. Escribir parte del comentario en la hoja-borrador.

En la hoja que sirve como borrador se pueden hacer anotaciones, esquemas, etc., que ayuden al alumno a organizar las distintas operaciones del comentario; pero dicha hoja nunca será corregida ni tenida en cuenta para la calificación del examen, por lo que el comentario completo, con sus cuatro operaciones, se debe escribir en las otras dos hojas de que dispone el alumno.

6. Cometer faltas ortográficas, a veces numerosas, en palabras y expresiones.

Es relativamente frecuente encontrar ejercicios con faltas de ortografía, no solo las típicas confusiones entre b y v, h o no h, etc., sino a menudo carencia de tildes o poner tildes donde no corresponde. También hay errores sintácticos de concordancia entre sujetos y predicados, especialmente el predicado verbal. Lo recomendable es revisar los ejercicios antes de entregarlos y corregir las faltas que sea posible para evitar la penalización.

Errores de contenido

En el resumen:

7. Confundir el resumen con un listado de ideas generales del autor.

Se indica en la respuesta a la pregunta 5 del presente capítulo que constituye una práctica relativamente extendida la de tomar el resumen como un comentario o exposición de ideas generales del autor. Frente a ello cabe recordar que dicha operación consta a su vez de tres pasos: a) identificar el tema o problema planteado en el fragmento, b) recoger las tesis o ideas principales (no hay por qué recogerlas en el mismo orden en que aparecen), y c) indicar sus interrelaciones (además cabe matizar si el autor habla por sí mismo o mediante un portavoz, si considera una objeción o la responde, si argumenta o concluye, si expresa su propio pensamiento o ironiza. En la redacción del resumen), por lo que parece recomendable evitar el estilo directo y por el contrario hacer uso del estilo indirecto; es asimismo recomendable hacerla en tres párrafos, correspondientes a los tres pasos que hemos indicado.

8. No leer el fragmento propuesto en el examen y presentar un resumen del texto completo.

A veces, el alumno en su redacción del resumen presenta un extracto completo del texto en que se inserta el fragmento; por ejemplo, si es de Platón, no se centra en las líneas concretas que se le muestran en el examen, sino en todo el mito de la caverna. Lógicamente no cabe sino decir que lo correcto es presentar una síntesis del fragmento propuesto, siguiendo los tres pasos que hemos dicho en el apartado anterior.

9. Resúmenes muy escuetos, excesivamente breves.

En ocasiones, el alumno se limita a reducir a dos o tres las ideas básicas y formularlas en dos o tres líneas; en ese caso no se le debe penalizar, pero conviene que sepa que de este modo su resumen queda incompleto, por lo que debe completarlo con los otros dos pasos ya indicados, y que es conveniente que lo haga para conseguir la mejor nota posible.

10. No identificar el tema o problema del fragmento.

Es un error relativamente extendido y que debe ser corregido. El alumno ha de conocer que hay una puntuación concreta dispuesta para ese detalle del resumen y que, por lo tanto, si no lo especifica, renuncia a 0,5 puntos que puede obtener al respecto.

Para identificar adecuadamente el tema o problema, el alumno debe leer bien el fragmento y localizar el que corresponde a ese fragmento concreto, sin tener una respuesta ya preconcebida aplicable a cualquier fragmento.

En la explicación de las nociones:

11. Explicar una sola noción.

Conviene que el alumno esté atento para no dejar sin explicar alguna de las dos nociones y para no tomarlas por una sola; debe intentar localizarlas en el fragmento e indicar el significado de cada una.

12. No relacionar las dos nociones entre sí.

Lógicamente las dos nociones, que deben estar presentes en el fragmento, muestran algún tipo de relación entre sí (visible ya en el fragmento mismo), sea de correlación, contraposición, o cualquier otra relación. Es muy apropiado mostrar esa relación; a veces las dos confluyen en una común; así en Marx las nociones de trabajo y extrañamiento confluyen en la de trabajo enajenado.

13. Explicar las nociones sin tener en cuenta su uso en el fragmento.

La explicación debe alcanzar a cada una de las dos nociones propuestas, así como a la relación entre ellas; pero es conveniente que dicha explicación tenga muy en cuenta, en primer lugar, el uso que de ellas se hace en el fragmento, para pasar después, si se cree conveniente, a relacionarlo con el significado más general que puedan tener esas nociones en la obra del autor o de otros autores.

14. No distinguir entre nociones y tema.

En la presentación del temario de nociones y temas, las primeras han de ser referidas especialmente a su uso en el fragmento, mientras que los temas no están limitados al texto, sino que de forma más general, se extienden a todo el pensamiento del autor. A veces hay nociones que podrían ser en sí mismas temas (por ejemplo metafísica y ciencia en Kant), pero el hecho de que en el programa aparezcan como nociones indica que sólo es obligatorio explicarlas en relación con el texto, y no es obligado presentar un catálogo completo de los posibles significados de esas nociones en toda la obra del autor.

En el tema:

15. Desarrollar el tema hablando vagamente de la filosofía del autor.

No es adecuado hacerlo así, el alumno debe centrarse en el tema concreto que se le pide, mostrar que conoce con precisión dicho tema y que advierte de qué manera está presente en el texto. Una vez hecho esto, nada impide que se pueda mostrar la relación de dicho tema con otros aspectos del pensamiento del autor.

16. Desarrollo del tema con olvido total del fragmento y de las nociones.

No es conveniente que el alumno, al desarrollar el tema, deje de lado por completo el resumen que acaba de hacer y las nociones que ha terminado de explicar. Normalmente éstas últimas, así como el texto resumido, presentan alguna relación directa o indirecta con el tema que se le propone; por tanto, al redactarlo, puede muy bien considerar de nuevo o ampliar algunas de las cosas previamente expuestas. Si lo hace así, preservará la unidad del comentario.

En la contextualización:

17. Reducirla a vida y obra, de extensión excesiva y de manera mecánica.

Véase la respuesta a la pregunta número 7.

18. Ningún nexo de unión entre el contexto, la explicación de nociones y el tema.

No es obligatorio pero sí recomendable, y no cuesta mucho, que las dos partes de la contextualización muestren alguna conexión con las nociones y con el tema, de modo que al hablar ahora, de forma más general, del pensamiento y la obra del autor, de su época o de su influencia histórica, se consiga una comprensión más amplia de las nociones que previamente se habrá explicado o del tema expuesto. Se consigue así mantener la unidad del comentario

19. Mezclar indiscriminadamente las dos partes del contexto.

No es adecuado mezclar indiscriminadamente las dos preguntas, que se refieren cada una a partes bien diferenciadas de los posibles marcos en que es posible insertar bien la obra a que pertenece el fragmento seleccionado (en la primera parte), bien el pensamiento del autor. No obstante, lo que sí puede ocurrir es que el alumno tenga en cuenta una contextualización que combine aspectos de diversos marcos en la búsqueda de una explicación lo más coherente posible, lo que debe ser positivamente valorado.

C. Sugerencias

1. Redacción clara y limpia.

Siempre es un elemento positivo de un ejercicio que se muestre una redacción clara y limpia, bien escrita, con letra legible, distinguiendo párrafos entre sí y cuestiones entre sí.

2. Conocer previamente el programa de la asignatura, el tipo de examen y los criterios de evaluación.

Es muy aconsejable que el alumno que se presente a las pruebas tenga un buen conocimiento del programa con que va a ser examinado, de los temas de que se compone, los enunciados de los mismos, el formato de examen y los criterios con que se evaluará su ejercicio.

3. Entender concretamente el tipo de examen de comentario de texto con diferentes operaciones.

Como ampliación de lo anterior, es muy importante que el alumno conozca (y practique durante el curso) el tipo de examen vigente en esta asignatura de Historia de la filosofía, sus características fundamentales, las operaciones principales de que consta y los pasos que habrá de seguir en cada una. Esta práctica enriquecerá su formación a lo largo del curso y le ayudará a familiarizarse con el formato de examen, lo que potenciará las posibilidades de un buen resultado.

4. Conocer previamente el formato de papel en que se responderá el examen.

A veces, en las pruebas de acceso, el alumno pregunta por la extensión del papel de examen y cómo y dónde puede escribir en el mismo, por ello conviene que conozca previamente el formato aprobado, que prevé un pliego de tres hojas en las dos primeras debe escribir todo el comentario de texto, pues son propiamente las hojas de examen, que serán luego corregidas y calificadas, mientras que la tercera se debe utilizar sólo como borrador, que en ningún caso influirá en la calificación.

5. Importancia de la comprensión del texto seleccionado.

Es muy importante que el alumno practique durante el curso la metodología de lectura y comprensión de fragmentos de obras filosóficas, de manera que se plantee el examen como un ejercicio de comentario de texto guiado. Una buena comprensión de los textos facilitará un buen resultado.

6. La preparación de la prueba de acceso como repaso del temario completo que aporta una visión de conjunto.

Se debe combatir cierta tendencia a una comprensión separada de los textos, nociones, temas y contextos de los diversos autores del programa, los cuales, ciertamente, no se siguen uno a otro de forma inmediata en la cronología histórica; sin embargo, en su pensamiento, se remiten uno a otro y dialogan entre sí a lo largo de las cuatro grandes épocas estudiadas: la edad clásica antigua de Grecia, la edad media, la filosofía moderna y la contemporánea.

7. Usar la hoja del borrador para hacer esquemas que permitan preparar bien el resumen del fragmento propuesto, la explicación de las nociones y el desarrollo del tema y de la contextualización.

Seguramente no será una pérdida de tiempo si el alumno antes de hacer uso de las hojas de examen para redactar su ejercicio, dedicar algunos minutos a sintetizar las ideas del fragmento seleccionado, considerar el orden de las mismas y el tema que en ellas se plantea, a partir de allí, hacer algunas anotaciones que le permitan luego estructurar bien cada parte del ejercicio y no pasar por alto nada que sea importante en el transcurso de su redacción.

La percepción.

Las sensaciones solo son el primer paso. La percepción es algo mas que lo que vemos, olemos, saboreamos o tocamos. El cerebro organiza todos los datos de los sentidos, de forma que aparezcan llenos de significado para nosotros. Es un proceso muy complejo en el que los datos son seleccionados, transformados, completados y conformados.

LA GESTALT.

A principios del siglo pasado los psicologos de la Gestalt comenzaron sus estudios sobre la percepción. Gestalt es una palabra alemana que significa “forma”. Estos psicólogos se dieron cuenta de que los contenidos de nuestra sentidos (las sensaciones) son organizados de determinada forma. 

Las regla principal de la Gestalt es la Ley de Pregnancia, que incide en que nuestro cerebro tiende a organizar las figuras de modo que la percepcion sea lo mas simple posible.

Otras leyes son

  • Ley del Cierre – Nuestra mente añade los elementos faltantes para completar una figura.

  • Ley de la Semejanza – Nuestra mente agrupa los elementos similares en una entidad. La semejanza depende de la forma, el tamaño, el color y el brillo de los elementos.

  • Ley de la Proximidad – El agrupamiento parcial o secuencial de elementos por nuestra mente.

  • Ley de Continuidad – La mente continúa un patrón, aun después de que el mismo desaparezca. De ese modo sabemos que la figura de una persona no se parte aunque este detras de una columna.
  • Ley de la Comunidad – Muchos elementos moviéndose en la misma dirección son percibidos como un único elemento.

PREDISPOSICIÓN PERCEPTIVA.

La idea de que lo que vemos es parte de una construcción es una idea potente. Una de las cosas mas interesantes es que a menudo vemos u oímos lo que esperamos ver u oir. Oyendo un fragmento de una conversación uno puede entender algo que en realidad no se dijo.

Viendo solo una escena uno puede reconstruir toda una historia. Esta disposición es tan frecuente que disminuye la confianza que se pueda tener en la declaración de un testigo.

CONSTANCIA PERCEPTIVA

Fijate en esta foto.

¿Dirias que Usain Bolt es mas grande que los otros atletas? La constancia perceptiva es la disposicion de considerar a los objetos como constantes en tamaño y forma, aunque varíen las condiciones del entorno. En el ejemplo de la foto, entendemos que Bolt, sencillamente, esta mas cerca.

La constancia perceptiva nos puede gastar algunas bromas. Por ejemplo, en el siguiente dibujo

Las tres figuras son iguales, aunque nuestro cerebro practicamente nos obliga a ver que la ultima es mas grande. Este ejemplo es el que recoge tambien la ilusion de Muller Lyer.

O esta foto… ;-)

P1010588

La Habitación de Ames muestra la misma ilusion

ILUSIONES VISUALES.

Aunque nuestros sentidos son fantásticos a la hora de percibir el mundo, en ocasiones nos muestran, como hemos visto anteriormente, ilusiones.

EXPERIENCIA Y PERCEPCIÓN.

A menudo vemos lo que esperamos ver. Fijaos en esta ilusion.

Lo increible es que, incluso al final, cuando ya sabemos que no se trata de dos tornillos, volvemos a ver ese objeto así. Es como si nos resistiesemos a ver las cosas como son, como si no pudiesemos verlo de otra forma. Esto es asi porque estamos muy acostumbrados a ver tornillos, mientras que no estamos acostumbrados a ver cosas como los raros objetos del video anterior.

Que nuestra experiencia determina lo que vemos lo puede ilustrar la siguiente ilusión. Las personas mayores ven aquí una pareja abrazándose…

Pero para los niños, son mas bien una manada de delfines.

En esta imagen se ve tambien la diferencia entre nuestras diferentes experiencias a la hora de interpretar nuestra percepción. ¿Que veis aqui?

opticalillusion

Un fenómeno visual alucinante son los estereogramas. ¿Quien consigue ver la vaca?

Es relativamente frecuente ver ilusiones visuales. Pero no solo el ojo nos sorprende. Aqui os pongo una ilusion auditiva que estudio la experta Diana Deutsch.

La idea es que, si

1-escuchamos solamente las primeras frases del discurso de la chica, no encontramos nada raro en él, (aparte, claro de que habla en inglés), pero si

2- escuchamos todo el discurso hasta el final, con esas repeticiones como de disco rayado, y

3- volvemos a escucharlo desde el inicio,

nos parecera que la chica esta cantando eso de sometimes behaves so strangely.

Id paso a paso y me contaís. Aqui os dejo el enlace.

http://philomel.com/phantom_words/play.php?fname=Track_22&s=0

Esto es un efecto muy interesante. Se utiliza con frecuencia en el rap (pensad en esos ritmillos!) o en el jazz.

Mas ilusiones sonoras en el siguiente enlace;

http://philomel.com/phantom_words/

Y aqui, un video musical en el que se aplican distintas ilusiones.

Pensar racionalmente (sobre impresiones, estadísticas, disonancias y costes)

Hola a todos.

Vamos a continuar con el tema de la irracionalidad, y para ello vamos a empezar comentando los ejercicios sobre los que trabajamos el dia anterior. Asi tendremos ocasión de explicar algunas causas de comportamiento irracional.

a/ Una primera causa de comportamiento irracional consiste en dejarnos llevar por una impresión. Ciertamente, los humanos somos impresionables. Y a veces nuestras impresiones son correctas. Pero en otras ocasiones, para nuestra desgracia, nuestras impresiones son erroneas.  Es erroneo, por ejemplo, que el avión sea peligroso. Y es las posibilidades de que te ataque un tiburón bañandote en la playa son bastante menores de las que hay de morir ahogado por un capuchón de boligrafo.  Pero aún asi, la gente continua teniendo miedo al avión, o a bañarse.

http://www.flmnh.ufl.edu/fish/sharks/attacks/relarisk.htm

Aqui teneis un enlace donde podeis consultar las causas de mortalidad mas frecuentes en diversos paises. Es curioso ver que mientras en todo el mundo han muerto unas doce personas por ataques de tiburón, los muertos por atropello de bicicleta son 314, por caida de los patines son 194, y por acne… 7.

http://www.nationmaster.com/cat/mor-mortality

En relación a esta impresionabilidad de los seres humanos, hay un error frecuente que es el llamado error de primacia. Consiste, basicamente, en dejarnos llevar por la primera impresión.  Este error es tremendamente común en un mundo como el nuestro, en el que las relaciones se dan a toda velocidad. Ciertamente, una primera impresión puede ser erronea, como se ve en este video.

La primera impresión es que es un musico ambulante, uno de tantos, tocando en el metro. ¿No?

La realidad es que se trata de Joshua Bell, uno de los mas grandes violinistas del mundo, que se presto a participar en un experimento para The Washington Post. Puedes ver detalles de este experimento aqui; http://www.elpais.com/articulo/cultura/belleza/pasa/desapercibida/elpepucul/20070409elpepucul_1/Tes

La posibilidad de dejarnos llevar (equivocadamente) por una primera impresión es muy real. ¿Os habeis preguntado por que los precios de los articulos suelen acabar en 95 o 99? Es evidente. La impresión es que algo que cuesta 7.99 es sustancialmente mas barato que algo que cuesta 8, aunque sabemos que no es real. Pero lo curioso es que aunque lo sabemos no deja de funcionar.

Aqui os dejo un enlace a un video. Se trata de unos comerciales donde se muestra de modo cómico el error de dejarnos llevar por la primera impresión.

En esto de las impresiones hay otro tipo de equivocación muy común, (siempre hablando de nuestra tendencia irracional a dejarnos llevar por las impresiones) que es el error de disponibilidad. Esto significa, basicamente, que tendemos a sobrevalorar los datos llamativos. Por ejemplo, si leo en una noticia que un australiano ha robado un banco, puedo pensar que los australianos tienen tendencia a llevarse lo que no es suyo, (a pesar de los millones de australianos que no lo hacen) Si alguien me cuenta que un dia soñó con algo y se le cumplió, le presto mas atención que a las millones de personas que todos los días sueñan con algo que no se cumple.

Otro error frecuente es lanzarnos a aventurar una primera impresión cuando en realidad lo mas seguro es pararte un momento a pensar. Es lo que pasa en la última pregunta, aquella de la maquina que hacía cacharros

Si cinco maquinas tardan cinco minutos en hacer cinco cacharros. ¿cuanto tardarían cien maquinas en hacer cien cacharros?

Hay que pararse un poco a pensar, porque la tentación de responder irreflexivamente es grande.

b/ Por cierto que otra causa de nuestra irracionalidad es nuestra ignorancia acerca de la estadística. En el ejemplo anterior, podríamos pensar, por ejemplo, que soñar con algo y que se cumpla (por ejemplo, que volvamos a ver a alguien) puede ser extraño. Pero todos los dias millones de personas sueñan cosas, y estadisticamente, es razonable que algunas de ellas se cumplan. La gente a menudo se deja llevar por adivinos y embaucadores que dicen algo así como “en el próximo año morirá alguien muy importante”, lo que es trivial; todos los años muere gente importante. Otra cosa que hacen es dirigirse a un auditorio y decir algo asi como; “Siento la presencia de alguien que ha muerto recientemente, alguien querido…” y esperar a que alguien levante la mano.

¿Que posibilidades hay de que dos personas de un grupo de treinta cumplan años el mismo dia? La verdad es que muchas. Estadisticamente, la posibilidad de que alguien del grupo cumpla años el mismo dia que yo es de 365/3o, lo que desde luego no es mucho. Pero dado que hay treinta personas en la clase, esta posibilidad se multiplica por tal número. En términos matemáticos, el número de parejas posibles es 30+29+28+27+26…..

Hay otro tipo de error estadístico muy común  y es esa tendencia a creer que los números tienen voluntad o memoria o algo. Evidentemente, las posibilidades de que salga un cinco en los dados son una entre cinco, y da exactamente igual que el dado haya sido tirado diez veces o una . Y la posibilidad de que salga un número en la lotería es indistinta de si el número es largo o corto. A este tipo de creencias se les conoce con el termino falacia del jugador; es muy común que los jugadores intenten buscar pautas en lo que, a fin de cuentas, en los juegos de azar puros es simplemente estadística. (A no ser, claro, que los dados o las ruletas esten trucados)

Otro error estadístico muy frecuente es el que subyace a la siguiente cuestión. Lee la siguiente descripción de un individuo:

Steve es muy tímido y retraído, siempre servicial, pero poco interesado por la gente o por el mundo real. De carácter disciplinado y metódico, necesita ordenarlo y organizarlo todo, y tiene obsesión por el detalle».

Y ahora plantéate la siguiente cuestión: ¿Es más probable que Steve sea un bibliotecario o un agricultor? 

Si has pensado que es mas probable que Steve sea bibliotecario es porque te has dejado llevar por el estereotipo que adjudicamos a los bibliotecarios, pero has olvidado algo muy importante. ¿Sabias que en España hay unos 25 agricultores por cada bibliotecario? Es mas fácil, para cualquier descripción de un carácter, que esa persona sea agricultor, por una simple cuestión estadística   A este error se le llama ignorancia de la tasa base. 

La ignorancia de la tasa base significa lo siguiente; cuando tenemos que elegir entre dejarnos llevar por una impresión o acudir a lo que dice la estadística, casi todo el mundo se deja llevar por la impresión. No se si conocéis estos anuncios.

La publicidad dice que estas alarmas cuestan un euro al dia. (Parece que en realidad es algo mas)  Pero el caso es que según las estadísticas de la policía los robos en viviendas son de 39 por cada 10000.  De modo que la gente está pagando entre trescientos y cuatrocientos euros por evitar robos.  Suponiendo que lo que se llevasen los ladrones tenga un valor de tres mil o cuatro mil euros, es evidente que es un mal negocio.  Es como jugar una lotería cuyos billetes nos cuestan cuatrocientos euros al año, en la que tenemos una oportunidad entre cuatrocientas de ganar diez veces mas. ¿Quien jugaría una lotería así?.

En verdad todos los seguros suelen ser estadisticamente ruinosos para los asegurados; esa es la única razón por la que existen las compañías!!. Ellas hacen negocio a cambio de otorgarnos cierta seguridad. En el caso anterior, es evidente que a la gente le mueve algo mas que el razonamiento económico; las compañías tratan de asustar a la gente con la idea de un asalto o una agresión en su propio domicilio. Pero a esto hay que decir que esta posibilidad es mucho mas baja que la anterior (la inmensa mayoría de los robos ocurren cuando la gente no está en el domicilio, y no conllevan agresión) , y que las alarmas no son tan buena disuasión como parecen.  En el tema de los seguros, en general, se ve la poca disposición que tenemos a contemplar las cosas estadisticamente.

Fíjate en este anuncio.

Supongamos que;

  • Una lavadora vale unos 400 euros.
  • Cada pastilla de Calgón vale unos 0.4o euros.
  • Una lavadora en un hogar medio puede hacer entre 200/300 lavados al año.

¿Merece la pena comprar Calgón?

3/ Una de las preguntas que vimos en clase (la del crucero) es un ejemplo de un pensamiento que, a veces, puede resultar irracional, y que en psicología recibe el magnifico nombre de reducción de la disonancia cognitiva. Para empezar, os diré que la respuesta a la pregunta es que, curiosamente, los mas contentos con el crucero suelen ser los que han pagado.  Esto es así por lo siguiente; imaginemos que el crucero es ligeramente insatisfactorio en algunos aspectos; para los que han pagado resulta difícil reconocerlo (pues esto supondría reconocerse a si mismos que los han estafado), de modo que tienden a autoengañarse diciéndose a si mismos que estuvo mejor de lo que en realidad estuvo.

Este autoengaño es muy común. (Es, por ejemplo, el que se da cuando la chica o el chico guapa/o  no hace caso y la gente reacciona  diciendo “seguro que es idiota”.) Y a menudo es razonable, porque nos permite pasar a otra cosa. Pero en ocasiones el error mayor es, precisamente, no reconocer a tiempo que se está en un error. Sería muy irracional que  la gente de nuestro ejemplo volviese a repetir ese insatisfactorio crucero, desde luego.

Un experimento clásico sobre la disonancia se llevó a cabo cuando a unos sujetos se les pidió que comiesen insectos. A un grupo de ellos se les pagó cien dolares por la tarea, en tanto a otro grupo solo se les pagó diez. Después se les preguntó si estaba buena la comida. ¿Que creéis que ocurrió?

La teoría de la disonancia cognitiva dice básicamente que todos tenemos la profunda convicción de ser personas inteligentes y con sólidos principios morales. Así que cuando no es así (y está claro que no siempre es asi) sencillamente nos negamos a verlo. Creo que podéis encontrar a montones ejemplos de como la gente justifica su comportamiento, aunque esté sea poco justificable, por la muy humana necesidad de dormir tranquilo.

Hay un ejemplo clásico de este comportamiento. Es el que recoge Esopo en su fabula de la zorra y las uvas.

4/ De la dificultad de no reconocer un error, (y de lo irracional de no hacerlo) iba precisamente una de nuestras preguntas, esa que hablaba de la construcción de un pabellón  A menudo, cuando un comportamiento se ha revelado como poco razonable, es común que alguien argumente en base al coste de haber mantenido ese comportamiento. Es por ejemplo, cuando alguien dice alguna barbaridad como “Despues de toda la gente que ha muerto en esta guerra, es impensable abandonarla”. O, “Ahora que llevo cuatro años estudiando una carrera que odio no voy a abandonarla”

Bueno, esto es una estupidez como la copa de un pino. Hay (tal vez, aunque en fin…) buenas razones para mantener una guerra o unos estudios, pero desde luego una no es el coste que haya tenido hasta el momento.  Si la guerra, o la carrera, es un desastre, desde luego hay que terminar con ella cuanto antes. En nuestro ejemplo mucha gente tiende a pensar algo como “Ya que nos hemos gastado tanto dinero en el pabellón, si ahora no lo terminamos sería dinero tirado” Pero lo cierto es que van a gastar 17 millones en algo en lo que solo pensaban gastar ocho y ya han gastado cinco, lo cual supone que van a perder doce millones de euros mas. Construir un pabellón por doce millones no era un gran negocio al principio, y tampoco lo es ahora, aunque lleven cinco gastados. Deberían parar.

A este error se le suele llamar el error de coste añadido. Y (como todos los demás) es muy común.

El caso de el concierto y la entrada es distinto, aunque también aquí esta implicado esta dificultad para analizar racionalmente los costes y los beneficios de una acción. En la pregunta que planteé es común que alguna gente argumente que no iria al concierto porque gastar 60 euros es razonable, pero gastar 120 no. Pero esto es un error. No estamos pagando 120 euros por la entrada, sino 60, aunque debamos hacerlo dos veces. Y si nos fue razonable gastarlos la primera vez, no hay razón para no hacerlo la segunda. (Salvo, quizá, el normal cabreo; pero eso es irracional)

Por último, y relacionado con esta dificultad de calcular costes y beneficios, las dos preguntas acerca de si viajaríamos para ahorrar 20 euros son parecidas. La cuestión no es tanto si nos moveríamos para ahorrar ese dinero (eso depende tal vez de circunstancias personales). Pero lo que si es razonable es que, si lo hacemos para comprar unas zapatillas deberíamos hacerlo por un coche. El que el coche sea mas caro o no es irrelevante, puesto que los veinte euros de ahorro son los mismos. Soy consciente de que la pregunta esta un poco traida por los pelos, porque al comprar un coche la gente se deja guiar por otros asuntos, como los extras o la confianza que le otorga el vendedor. Pero lo que si digo es que, a igualdad de todo, los veinte euros deberían ser un motivo suficiente para viajar (si lo fueron para las zapatillas)

Lo cierto es que cuando analizamos costes nos dejamos llevar fácilmente por el contexto. Si una persona sale de compras y gasta pongamos 200 euros comprando cosas caras es fácil que siga gastando en cosas también caras. Si por ejemplo salgo y me compro unos zapatos por cien euros y luego veo una camiseta por veinte tal vez tenga la impresión de que esa camiseta es barata, aunque si no hubiese comprado nada antes me parecería cara. Tal vez piense algo así como: “Total, ya me he gastado doscientos ¿que mas da veinte mas?”  Lo razonable es pensar que el precio caro o barato de las cosas no depende de lo que hayamos gastado antes, pero a menudo no pensamos así y cuando gastamos mucho tendemos a gastar aun mas, no menos (lo que tal vez seria lo mas sensato)